Escribimos nuestra historia cada dia. . . Y somos los únicos dueños de sus desenlaces.
Esta es la mia:

Mi Historia

Desde muy joven tuve una inclinación muy grande a emprender. Nunca fuí el tipo de persona que pensaba que mi futuro estaba detrás de un escritorio, mostrador, o teléfono, o trabajando como empleada en alguna de las empresas colombianas donde la mayoría de egresados de una universidad aspira a estar. Desde chica tenía otras aspiraciones, que no vine a entender sino hasta mucho después.

Para mi la necesidad fué mi mayor bendición. Todo empezó en mi niñez. Mi familia tuvo uno de esos traspié en los cuales las condiciones económicas cambiaron de la noche a la mañana.

“La Necesidad es la Raiz de la Superación.”

Siendo la hija menor de 7 hermanos, me limitaba a observar como mis padres tenían que batallar para sacar la familia adelante. Mi madre, cuidando de la crianza de 7 niños y mi padre trabajando diariamente en su propio negocio de finca raíz. A mi papá le iba muy bien en el pasado, ya que desarrollo un gran talento en el negocio inmobiliario y de esta forma pudo crear su propia compañia con la cual pudo posicionarse como una de las mejores agencias del ramo en la Bogota de los años 60s y 70s.

Lastimosamente, mi papá tenía otra pasión además de los bienes raices, y fué esta pasión la que le arrebato el fruto del trabajo de muchos años, la política.

En un país como Colombia, y en esa época, la gente se apasionaba tanto por sus ideales políticos, que hasta ponía en riesgo su propia integridad. Afortunadamente no fué el caso de mi padre, pero si perdió casi todo su dinero gracias a las campañas electorales que respaldaba y en las que participó activamente durante dos décadas, obteniendo por toda recompensa, las fotografías de cinco presidentes de la República que adornaban la pared de su despacho y que le dieron el privilegio y el placer de visitar nuestra casa. Nada mas.

“Cuando muy dentro de ti arde la llama del emprendimiento, tu vida solo podrá ir en una direccion, y es cuesta arriba.”

Yo nací cuando toda esta época de la política estaba ya en  decadencia, asi que me toco vivir los años de escasez, fruto de las malas decisiones. Pero cuanto le agradezco a la vida haberme dado ese regalo, porque fué justamente la escasez y la necesidad lo que forjaron en mi el espíritu emprendedor e inquieto.

A la edad de 15 años, ya trabajaba para comprarme mis propias cosas, como viviamos en un buen vecindario al norte de la ciudad, siempre tenia que lidiar con la brecha que existía entre los otros niños y yo. No es fácil ser el pobre entre los pudientes, pero sí que ayuda a forjar el carácter.

Mi primer trabajo fue como recepcionista en una empresa multinacional, ganaba un salario mínimo por hora, lo cual era buen dinero para una chica de mi edad, pero yo no lo consideraba así. Sentía dentro de mi que necesitaba mas, que eso no era suficiente para suplir mis necesidades y ayudar en mi casa, lo cual fué siempre una prioridad.

“Cuando te cuestionas si lo que siempre has creido es realmente cierto, es cuando empiezas a pensar de verdad.”

Fué así como empezé a buscar maneras diferentes de ganar mas dinero y me encontré con que esa posibilidad no existía en un empleo común, ganando un salario. La única forma era mediante actividades en que ganara comisiones porque de esta forma no habría un limite en lo que pudiera ganar. Todo dependería de mi.

Esto significaba que mi única alternativa sería algo relacionado con las ventas. La palabra “ventas” siempre estaba en el lado oscuro de mi cerebro. Cada vez que veía un anuncio de un trabajo que implicaba ventas, inmediatamente me visualizaba con un maletin, tocando puerta a puerta, tratando de vender un juego de ollas o una enciclopedia, o algo asi. La sola idea me daba malestar. Después de mucho tiempo vine a entender el por que. Mucha gente relaciona las ventas con este tipo de imágen y estas son las creencias limitantes que nos impiden avanzar en la vida.

Sin embargo, un día, gracias a mi espíritu curioso, decidí darle una ojeada a un anuncio que llamó mi atención. Fué así como descubrí, que lo mio sería en ese momento y para toda la vida las ventas. Como no lo seria? Mientras mis amigos ya graduados, ganaban un salario apenas decente, yo triplicaba ese salario y manejando mi tiempo a mi acomodo.

“Las pequeñas victorias son las que forjan al guerrero que ganará grandes batallas."

Desarrollé en aquellos años las cualidades  que me darían las mas grandes victorias de mi vida. Además comprendí que todo en la vida gira alrededor de una venta, desde venderte a ti mismo como una gran opción amorosa, laboral, fraternal, etc. Si no te sabes vender, nadie va a pagar lo que vales, metafóricamente hablando.

Que vendi? De todo. Donde veía una buena oportunidad de servicio o producto que pudiera solventar las necesidades de las personas o mejorar su vida de algún modo, eso era para mi. Vendí seguros, afiliaciones, membresías, redes de comunicación y seguridad. En fin, todo aquello en que pudiera ganar el dinero que YO me impusiera, y no el que me designaran.

Durante esos años me case, tuve 2 hijas, me separé y decidí con mis ahorros iniciar un negocio de comida rápida saludable. Siempre me incliné al estilo de vida saludable mediante el ejercicio y la buena alimentación, así que tener un restaurante con opciones saludables era una de mis metas de aquel tiempo. Desafortunadamente – eso pensé yo en ese instante de mi vida, sin saber que la crisis trae dentro de si una oportunidad aún mas grande- la clinica de la cual provenian la mayoría de mis clientes, cerró sus puertas debido a una huelga laboral que se prolongó por meses, dejándome sin mas remedio que cerrar mi restaurante. Me quedé en una dificil situación con deudas, sin dinero, con dos hijas pequeñas, y no tenia mas apoyo que a mi misma para salir adelante.

危机

“La palabra crisis en el alfabeto chino esta compuesta por dos caractéres, uno significa peligro y el otro oportunidad.”

Fué en esos dias cuando comprendí que mi única oportunidad era viajar a los Estados Unidos en busca del sueño americano. Gracias a la divina providencia, hacía mas de 8 años había conseguido la visa Americana. No me quedo corta al referirme a la intervención divina como medio para haber conseguido mi visa, ya que Colombia siempre ha sido uno de esos paises que ha tenido muchas restricciones para obtener este permiso.

Yo la conseguí cuando tenia 18 años, sin documentos, dinero, ni ningun tipo de requisito de los que exigian, simplemente me lanzé a la prueba. Todos me decían, – “no vaya, se la van a negar y después se la van a seguir negando» – pero yo tenía por costumbre no escuchar consejos de este tipo, así que sin pensarlo mucho, me fuí ese dia de Mayo a mi cita con el destino. Y como haz de suponer, me dieron la visa, conté con mucha suerte? Me imagino que si, pero lo que si tengo claro es que ese día tuve todas las razones para no ir a esa cita y solo una para hacer lo contrario, Fé.

“De todos los tesoros espirituales, el mas valioso y difícil de conseguir es la Fé.”

Viaje a Los Angeles sola, tenía que conseguir un trabajo antes de traer a mis niñas, que por suerte tenían a la mejor abuela del mundo, que las cuido con todo el amor que solo una abuela como ella podría dar.

Llegue con $20 dolares en el bolsillo y cargada de responsabilidades, tenía un compromiso con mis niñas, con mi familia, con mis deudas y conmigo misma. Afortunadamente, tenía una hermana que vivía en LA hacía ya un tiempo, pero sabia que no podría ser una carga para ella y además me urgía solucionar mi situación, asi que no perdí el tiempo. A los 3 dias de haber llegado ya habia conseguido un trabajo cuidando a una niña de 5 años, el trabajo era agradable y bien pagado, pero como yo no estaba acostumbrada a ganar por hora, seguí buscando algo en lo que pudiera utilizar mis habilidades en ventas. Fué asi como conseguí un trabajo en un concesionario de autos usados. Dejé mi trabajo como niñera y empezé a trabajar allí sin un salario, solamente se pagaba por comisión, asi que si no vendia, no cobraría. Muchas personas me dijeron que como se me ocurría dejar lo seguro por lo incierto, que el trabajo de niñera pagaba bien y era algo fijo. Que si yo no sabía lo dificil que era vender un auto, que eso no era como vender un par de zapatos, y que en últimas, como iba a hacer yo cuando no pudiera mandar el dinero para mis hijas. Una vez mas, y como siempre en mi vida, hice caso omiso a estas advertencias y tome aquel trabajo.

“Cuando un propósito esta alineado con el bienestar de quien amamos, una fuerza poderosa nos empuja todo el tiempo, aun cuando sintamos que no podemos más.”

En esa epoca, el 2003, ganaba entre $5000 y $7000 dólares al mes vendiendo autos. Yo amaba ese trabajo. Tenía que pasarme 12 horas en el dealer pero para mi no era un problema. Es más, siempre le pedía a mi supervisior que me permitiera trabajar mis dias libres porque mientras mas tiempo estuviera allí, mas posibilidades tendría de vender. El tiempo cobró un valor enorme para mi, ya que con cada hora venía mas dinero y con cada dolar venía el bienestar de mis hijas, de mi familia y el mio propio.

Durante ese tiempo conocí a quien sería el hombre de mi vida, con el cual me casé y formé una hermosa familia, pude después de 18 meses, traer a mis hijas, tuve 2 hijas mas y emprendí un nuevo negocio.

“Cuida de tu cuerpo, es el único lugar donde vivirás hasta que mueras.”

Como ya lo mencioné, para mi el tener un estilo de vida saludable siempre fué importante, por esta razón desde el momento justo que llegué a este país, pude ver la necesidad de emprender un negocio en el cual las personas pudieran mejorar su estilo de vida y de esta forma verse y sentirse fenomenal. Fué a partir de esta idea que inicié Sculptor Body Spa, el cual fué un éxito instantáneo. Hace ya 15 años de esto, y no podría sentirme mas orgullosa, ya que gracias a esta iniciativa la vida de miles de personas literalmente cambió al encontrar la respuesta a su problema de salud, sobrepeso y autoestima.

Han sido mas de 30,000 personas en su mayoría de la comunidad latina.

Por que de la comunidad latina? Siempre he tenido un fuerte impulso a colaborar y apoyar a la mujer latina especialmente aqui en USA, porque puedo ver la lucha, el sacrificio, las ganas de salir adelante y los retos que, como en mi caso, tienen que enfrentar las mujeres que llegan aqui. Durante ese tiempo me certifiqué como Nutricionista y Profesional en Estetica Facial y Corporal.

“Creo que si hubiera una sola clave para ser felices, esta sería, - Vé y comparte con los demás lo mejor de ti, y hazlo de corazón.”

Gracias a una buena oportunidad, y a mi deseo de comunicarme con mi gente, hace 4 años, empezé a escribir articulos en un magazine de alta circulación el cual llega a mas de 300,000 personas de habla hispana cada semana. Estos articulos se basan en motivar, enseñar, empoderar, y apoyar a los latinos, especialmente a las mujeres. Mis articulos empezaron a tocar el corazón de las personas de la comunidad, y simultaneamente empeze a recibir docenas de cartas, llamadas y todo tipo de mensajes agradeciendome por la información y la motivacion que les llegaba cada semana.

Con una gran emoción y profunda humildad, comprobé que mi verdadera mision sería de ese momento en adelante, ayudar a la mayor cantidad de gente posible mediante mis conocimientos, experiencias y energia, a mejorar su vida, a enseñarles que ellos pueden lograr lo que se propongan, que nunca es tarde para cambiar, que siempre habrá un camino para lograrlo, y que no estas sola/o.

“En cada dia, hay una oportunidad para aprender algo. Si hoy aprendiste algo nuevo, tuviste un buen dia.”

Durante ese tiempo me certifique como Entrenadora de Vida y Transformacion (“Life and Transformational Coach»).

Aprendí programación neuro-linguistica, y tome decenas de cursos relacionados con el Desarrollo Personal y Técnicas Holisticas de Crecimiento Personal.

Ahora, en este punto de mi vida, comprendo que las decisiones que tomé en el pasado me trajeron a donde estoy ahora, pero esas decisiones se apoyaron instintivamente, en patrones de conducta orientada al éxito que todos podemos aprender y desarrollar.

Por favor, lee esto con atención y no lo olvides:

“La fórmula para alcanzar el éxito en la vida a todo nivel, ya está escrita, esta a tu disposición y la puedes aprender."

Si confias en mi, no te decepcionarás porque vas a lograr unicamente mejorar. Considero que todas las personas necesitan de un trampolín, que les impulse a vivir su mejor vida. Esa es ahora mi mision y mi enfoque, ser ese trampolín que te impulsará con fuerza a la vida que mereces y que siempre haz soñado, y sé que lo voy a conseguir si me lo permites y si confías en mi.

“Los cuatro pilares en que la vida se sostiene son como las patas de una silla, se necesita que las 4 esten firmes para evitarse el riesgo de caer.”

Sculptor sigue operando exitosamente, como una herramienta valiosa en el mejoramiento del estado físico.

Siento que las personas entienden mejor el camino a la transformación verdadera cuando pueden visualizar los 4 pilares fundamentales de su vida y se enfocan en fortalecerlos. Estos son el pilar Emocional, Físico, Espiritual y Productivo. De ellos nacen los cimientos que mantendrán tu vida equilibrada, y el equilibrio es sin duda alguna, la clave de la realización personal que tanto anhelamos.